Skip to content
5G

Samsung Galaxy Tab S7 FE, análisis: la tablet para fans poco exigentes

Probamos la nueva tablet de gama media de Samsung, que aspira a repetir el éxito del Galaxy S20 FE: así es la Galaxy Tab S7 FE.

La primera vez que Samsung utilizó el apellido “FE” acrónimo de “Fan Edition”, fue en 2015. Lo hizo para lanzar una versión modificada del fatídico Samsung Galaxy Note7, y dirigida a aquellas personas que querían, sí o sí, hacerse con una unidad del dispositivo que Samsung se vio obligada a retirar del mercado por un defecto de fabricación.

No puede decirse que el Note7 FE fuera un éxito, pero la cosa cambia si hablamos del segundo “FE”, el Samsung Galaxy S20 FE.

Este segundo modelo combinaba unas especificaciones de gama alta con un precio mucho más bajo que el de los S20 “normales”, para acabar convirtiéndose en uno de los smartphones más populares de su generación, y llegando incluso a eclipsar a los otros tres modelos de la familia S20.

Ahora, Samsung vuelve a intentarlo. La Samsung Galaxy Tab S7 FE aspira a repetir el éxito del Galaxy S20 FE, al ofrecer una tablet con características similares a las que incluyen las Galaxy Tab S7 y S7+, con un precio más bajo.

Hemos podido probar la Samsung Galaxy Tab S7 FE a lo largo de las últimas semanas, y en este análisis repasamos todas sus virtudes, defectos, y qué debes saber antes de comprarla.

La Samsung Galaxy Tab S7 FE tiene una pantalla TFT de 12,4 pulgadas.

Ficha técnica

Samsung Galaxy Tab S7 FE
Especificaciones
Dimensiones 185.0 x 284.8 x 6.3 mm
608 gramos
Pantalla TFT LCD de 12,4 pulgadas
2.560 x 1.600 píxeles
Procesador Qualcomm Snapdragon 750G 5G
RAM 4/6 GB
Sistema operativo One UI 3.1 basado en Android 11
Almacenamiento 64/128 GB
Cámaras Trasera: 8 MP
Frontal: 5 MP
Batería 10.090 mAh
Carga rápida de 45W (cargador de 15W incluido)
Otros USB Tipo C
Samsung DeX
Bluetooth 5.0

Diseño y pantalla

El diseño de la Galaxy Tab S7 F es claramente heredado de las Galaxy Tab S7 —que a su vez estaba inspirado en el de los iPad de Apple—. Se trata de una tablet de gran tamaño, con un cuerpo de aluminio que destaca por ser especialmente delgado —solo 6,3 milímetros de grosor—.

Cuenta con unos bordes lisos y unas esquinas redondeadas que facilitan el agarre. En la parte trasera, solo hay gueco para la serigrafía de Samsung, grabada en una de las esquinas, y la cámara trasera, también presente en una esquina.

En este caso, ha desaparecido la franja de plástico presente en la parte trasera de las Galaxy Tab S7 y S7+, que servía para acoplar el S-Pen y poder cargarlo de manera inalámbrica. Eso no significa que el haya desaparecido: en su lugar, Samsung ha decidido reemplazarlo por uno que no requiere de recarga, muy parecido al que pudimos probar junto al Samsung Galaxy S21 Ultra —de hecho, el de la Galaxy Tab S7 FE funciona en el Galaxy S21 Ultra, y viceversa—.

Samsung Galaxy Tab S7 en la mano

La Samsung Galaxy Tab S7 FE es una tablet de gran tamaño.

La tablet no es demasiado pesada con sus 603 gramos, lo cual suma puntos a su ergonomía. Aun así, su gran tamaño hace que no sea una tablet tan cómoda de usar durante largos períodos de tiempo como sí lo era la Galaxy Tab S7+, a pesar de tener la misma diagonal de pantalla; o que un iPad Pro de 11 pulgadas.

En general, el diseño es bueno. La calidad de construcción es excelente, tal y como Samsung nos tiene acostumbrados; y tiene unas líneas sobrias, pero elegantes. Sin embargo, no es una tablet perfecta en este sentido, debido principalmente a una serie de carencias que vale la pena tener en cuenta.

Uno de los detalles que más se echan en falta es el lector de huellas dactilares, eliminado de esta tablet a pesar de que Samsung sí introdujo un lector en la pantalla de sus Galaxy Tab S7, y que en anteriores ocasiones ya ha integrado este tipo de sensores en el botón de encendido de sus dispositivos.

Tampoco hay hueco para el puerto para auriculares, aunque esto no sorprende tanto a estas alturas.

Pero quizá el mayor con respecto a los modelos originales ocurre en su pantalla. Del excelente panel AMOLED de las Galaxy Tab S7 y S7+, pasamos a contar con una pantalla TFT LCD de 12,4 pulgadas, con resolución Full HD+ y tasa de refresco de 60 hercios.

Para una tablet de este precio, hubiéramos esperado un panel AMOLED, o bien una pantalla LCD con una mayor tasa de refresco. En cualquier caso, toca conformarse con un panel que, sin ser malo, no destaca en nada.

La reproducción de colores es correcta, aunque los tonos son demasiado saturados para mi gusto —y en este caso no hay opción de modificar el perfil de color desde los ajustes—. El nivel de brillo máximo es más que suficiente para usar la tablet en exteriores, y los márgenes que rodean el panel tienen un tamaño lo suficientemente reducido para otorgarle un aspecto moderno, y lo suficientemente ancho para evitar toques accidentales a la hora de sostener la tablet en las manos.

Un detalle interesante a tener en cuenta es el hecho de que esta tablet cuenta con un conector de pines en su borde inferior, destinado a conectar accesorios oficiales como un teclado físico. Dicho conector, además, es compatible con los accesorios orientados a la Galaxy Tab S7+.

Parte trasera de la Galaxy Tab S7 Plata

El S Pen se puede acoplar magnéticamente a la parte trasera de la Galaxy Tab S7 FE.

Hardware y rendimiento

Hasta ahora, los modelos “Fan Edition” de Samsung destacaban por contar con unas especificaciones de gama alta y recortes en aspectos concretos, que permitían a Samsung brindar una experiencia de primer nivel a un precio más bajo de lo normal,

Con la Galaxy Tab S7 FE, la estrategia ha cambiado en cierto modo, y ya no nos encontramos con un procesador de gama alta, sino que Samsung ha optado por dotar a su nueva tablet de un Snapdragon 750G de Qualcomm.

Hablamos de un procesador dirigido a la gama media, que se puede encontrar en teléfonos como el OnePlus Nord CE. No es, ni de lejos, un mal procesador, pero por alguna razón, en esta Galaxy Tab S7 FE no es capaz de brillar como sí lo hace en otros productos.

No hay ningún problema a la hora de realizar tareas ligeras, como navegar por Internet, tomar notas o reproducir contenido multimedia. Pero el y los comienzan a hacerse notables en cuanto se fuerza a la tablet a realizar tareas algo más demandantes de recursos, como editar fotografías con Lightroom, navegar por Internet con varias pestañas abiertas o reproducir vídeos en a una resolución superior a 1080p.

La unidad que he podido probar a lo largo de estas últimas semanas corresponde a la configuración con 6 GB de memoria RAM y 128 GB de almacenamiento, la más potente de las dos que Samsung vende. Por tanto, no parece que una memoria RAM insuficiente sea la razón por la que esta Galaxy Tab S7 FE no funciona todo lo bien que debería.

Trasera de la Samsung Galaxy Tab S7 plata

La parte trasera de la Galaxy Tab S7 está construida en aluminio.

Batería y carga

Si hablamos de la autonomía, los problemas desaparecen. La batería de 10.090 mAh de capacidad ofrece un muy buen resultado, permitiendo alcanzar sin problemas las dos jornadas con un uso ligero —navegar por Internet, tomar notas con el S-Pen, hacer alguna que otra videollamada…-.

No obstante, la velocidad de carga de la tablet deja mucho que desear si se utiliza el cargador de 15W incluido en la caja. Los tiempos de carga pueden llegar a alcanzar las 3 horas, a menos que se utilice un cargador capaz de brindar una potencia igual o superior a los 45W que soporta la Tab S7 FE.

Software y experiencia

El software de la Galaxy Tab S7 FE está basado en Android 11, y personalizado por One UI en su versión 3.1.

La estética de esta capa de personalización es la misma a la que Samsung nos tiene acostumbrados con sus móviles, salvo por algún que otro añadido orientado a tablets, como una gestión de la multitarea más cómoda o el soporte para las funciones del S-Pen.

Algunas aplicaciones, como Samsung Notes, demuestran todo su potencial en este tipo de dispositivos, sobre todo cuando se combinan con el . Además, se incluyen añadidos con los que sacar todavía más partido a este formato de gran tamaño, como Samsung DeX.

S-Pen de la Samsung Galaxy Tab S7 FE

El S-Pen de la Samsung Galaxy Tab S7 FE no es tan avanzado como el de los Galaxy Note.

En general, la experiencia con la tablet es buena siempre y cuando nos limitemos al consumo de contenido multimedia, y no tanto a la creación o a otras tareas más demandantes. La pantalla ofrece una calidad más que correcta, los altavoces estéreo afinados por AKG producen un audio equilibrado y alto, y su batería nos da la posibilidad de disfrutar de películas, series y vídeos durante horas sin demasiadas preocupaciones.

En este apartado, es conveniente detenerse en uno de los —supuestos— atractivos de la tablet: el S-Pen. Como decía antes, no se trata del mismo S-Pen que se vende junto a la Galaxy Tab S7, sino que es un modelo mucho menos avanzado, que pierde por el camino muchas de las funciones que sí están presentes en la versión original.

Uno de los aspectos cuyo retroceso es más notable es el tiempo de respuesta, que pasa de menos de 9 milisegundos a 30 milisegundos, y por tanto la diferencia es sustancial a la hora de escribir o dibujar sobre la pantalla de la tablet.

Asimismo, tampoco hay soporte para gestos, y todo lo que nos queda son las funciones para el S-Pen incluidas en One UI, como las notas con la pantalla apagada o las capturas de pantalla parciales, dos aspectos para los que este accesorio puede resultar útil.

Parte frontal de la Samsung Galaxy Tab S7 FE

One UI 3.1 es la versión que da vida a la Galaxy Tab S7 FE.

Opinión y reflexiones finales de

Es difícil definir a la Galaxy Tab S7 FE como una tablet dirigida a Muchas de sus características son más propias de una tablet de gama media que de una de gama alta, y que está muy lejos de alcanzar la excelente relación calidad precio que brinda, por ejemplo, el Samsung Galaxy S20 FE.

No es de extrañar que, antes de su llegada, hubiera indicios que apuntaban a que esta tablet fuese a llamarse Galaxy Tab S7 Lite. Y es que, al fin y al cabo, eso es exactamente lo que es esta tablet: una versión recortada de la Galaxy Tab S7, que no reúne las cualidades necesarias para ser digna del apellido .

En cuanto a las alternativas disponibles, lo cierto es que no hay demasiado donde elegir, a menos que se abandone el sector de las tablets Android —algo recomendable, por otro lado—. Por un poco más de dinero, la Galaxy Tab S7+ es un modelo mucho más completo y equilibrado que esta Tab S7 FE, que ofrece un mejor rendimiento y cuenta con una de las mejores pantallas que hayamos visto en una tablet. Incluso el modelo “normal” es una compra más recomendable, además de ser una tablet más barata que la versión FE.

En la encontramos modelos mucho más completos y equilibrados como el iPad Air 2020, con un procesador mucho más potente, una mayor variedad de apps de calidad adaptadas al formato tablet, y un período de soporte en cuanto a software mucho más amplio.

[price-box amazon=”B08J6KQKCZ”]Samsung Galaxy Tab S7 FE


Pantalla de la Samsung Galaxy Tab S7 FE en YouTube

Una buena tablet para consumir contenido multimedia, que se queda corta en todo lo demás.

Precio y dónde comprar

La Samsung Galaxy Tab S7 FE se puede comprar en España en dos configuraciones, con 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento, o con 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento. El modelo más barato tiene un precio de 649 euros, mientras que la variante protagonista de este análisis cuesta 699 euros.

Ambas variantes están disponibles tanto en la tienda online oficial de Samsung, como en otros distribuidores autorizados como Amazon.

Samsung Galaxy Tab S7 FE, opinión y nota de
¿Debería comprar la Samsung Galaxy Tab S7 FE?
A favor
  • Buena calidad de construcción
  • Pantalla con una calidad correcta
  • Los altavoces producen un audio equilibrado y alto
  • S-Pen incluido
  • Buena autonomía
En contra
  • Se echa en falta una pantalla AMOLED, o al menos con una tasa de refresco más alta
  • Sin lector de huellas
  • Rendimiento justo
  • Carga muy lenta
Conclusiones Samsung ha intentado crear una tablets destinada a conquistar a los fans, pero ha decepcionado en el intento. Aunque no es un mal producto, esta Galaxy Tab S7 FE no aporta el valor suficiente para justificar su compra frente a la de modelos de la competencia. Un rendimiento justo, una pantalla que solo alcanza el aprobado y un S-Pen más limitado que el de sus hermanas mayores se traducen en una relación especificaciones-precio que no llega a convencer.
Puntuación

Samsung Galaxy Tab S7 FE

Decepción en 12 pulgadas.

Temas relacionados: Análisis de móviles, Samsung, Samsung Galaxy, Tablets Android